Abrigo

– EL ABRIGO VIAJERO DEL TIEMPO.

La historia del EL ABRIGO VIAJERO DEL TIEMPO

El otro día presencié una cosa en la tienda que me impactó y me abrió una reflexión, que partió de lo que tenemos o queremos tener en nuestro Armario y se enlazó automáticamente con la Vida.

Con las clientas de la tienda nuestra relación se basa inicialmente en el intercambio: yo selecciono unas prendas, que a ellas les gusta, se las quedan y me dan un dinero por ese intercambio, pero en realidad es mucho más que eso, porque en cada encuentro es una historia, un relato breve que cuando ellas se van yo ya no soy a misma ni ellas tampoco.

Uno de estos días pasó una clienta y se encontró con el Abrigo Viajero del Tiempo. Abrigo es gris con unos cuadros lilas y salmón, cuando lo vio le cambió la cara, Abrigo la llevó a su juventud, a la relación con su madre, a toda una historia con su introducción, nudo y desenlace, una historia que en su trama y urdimbre  quedaron hilos sueltos o huequecitos sin ver. Abrigo le desencadenó una ola de sentimientos variados difíciles de ponerle nombre.

Así que se lo compró y seguro que cuando ella va paseando haciendo cosas cotidianas con Abrigo hay una parte de la trama y urdimbre de su  vida que se teje con otro sentido, haciendo las paces con una misma no sabiendo cómo, tomando más sentido la relación con no sabe quién, dándole un futuro a ese pasado.

 

Dejar un comentario